DEPURACIÓN HEPÁTICA

 

Las enfermedades hepáticas son un problema médico mundial debido a que el hígado es el principal órgano encargado de la detoxificación (detox) y de mantener la homeostasis (equilibrio) metabólico. Por esta razón, es importante aportar ciertas sustancias en la dieta que permitan y contribuyan a mantener un correcto funcionamiento hepático.

El hígado tiene control directo sobre el crecimiento y el funcionamiento del cuerpo humano, lo que hace que cualquier anomalía o falla en su funcionamiento desencadene un comportamiento anormal del metabolismo. El hígado está compuesto principalmente por hepatocitos, células de Kupffer, células endoteliales sinusoidales del hígado, células de PIT y células estelares hepáticas (HSC).

 

Unos buenos hábitos alimenticios y la actividad física regular promueven el correcto balance de todos los órganos y sistemas del cuerpo humano; por lo tanto, existen ciertos alimentos que pueden perjudicar significativamente el funcionamiento del hígado, como lo son los alimentos procesados, las grasas animales, embutidos, altos en sal o en azúcar, entre otros.

 

El término depuración hepática hace referencia a la eliminación de impurezas y toxinas que se puedan encontrar en altas cantidades en el hígado o simplemente para ayudar al hígado y evitar su sobrecarga. En la medicina naturista, esto ha mostrado traer efectos positivos sobre la salud, haciendo énfasis en el metabolismo de las grasas, teniendo en cuenta que el hígado y la vesícula biliar se encargan de la producción y concentración de la bilis, respectivamente. Algunos de los productos más comúnmente utilizados para tal fin son el Diente de León, el Té Verde, la Alcachofa, la Silimarina y Frutas.

 

Descubre las características de  HEPAKURE de MTX LIFE