CUIDA TUS ARTICULACIONES: SULFATO DE GLUCOSAMINA

Autores: Lic. Damaris Montañez & Prof. Diego A. Bonilla Director de MTX College

 

 

El sulfato de glucosamina es una sustancia que se encuentra naturalmente en el cuerpo humano; aunque también se extrae de las conchas de los mariscos. Se toma por vía oral para la osteoartritis, el glaucoma y el dolor articular general.

 

Las articulaciones son amortiguadas por el líquido y el cartílago que las rodea. Sin embargo, en algunas personas con osteoartritis, el cartílago se descompone y se vuelve muy delgado, lo cual resulta en más fricción, dolor y rigidez en las articulaciones, por lo que pierde su función como protector mecánico.

 

La suplementación con GLUCOSAMINA  puede ayudar en la producción de sustancias que participan en la construcción de tendones, ligamentos, cartílagos y el líquido espeso que rodea las articulaciones y el cartílago. Además ayuda a prevenir la descomposición de estas sustancias, lo cual favorece la movilidad y la flexibilidad gracias a sus propiedades antiinflamatorias.

 

 

BIBLIOGRAFIA:

García, A. G., & Gandía, L. (2014). El condroitín sulfato y la glucosamina frenan la progresión de la artrosis y disminuyen la necesidad de prótesis. Actualización en Farmacología y Terapéutica12(3), 145-53.